Habrían detectado un desfalco por $300 millones en EDELaR SAPEM


El gobernador habría dispuesto entregarle el control de la empresa de energía eléctrica EDELaR SA, transformada en una virtual SAPEM, al ex juez del Tribunal Superior de Justicia, Ángel Ávila, tras haber detectado gravísimas anormalidades.

Luis Beder Herrera además habría dispuesto pedir el paso al costado de la mayoría de los integrantes de los cargos claves en la empresa energética, a raíz de un desfalco por $300 millones.

A través del Boletín Oficial, se conoció que Ávila reemplazó al ex secretario general de la Gobernación, Roberto Catalán, en la empresa estatal Energía Riojana SA, vinculada a la firma estatizada.

Un abogado, hijo de un ex juez del viejo Tribunal Superior de Justicia, relacionado al ex senador Eduardo Menem, sería quien llevaría adelante una causa en los fueros federales, ya que estaría relacionada a la compra de energía del sistema nacional.

La investigación se habría iniciado a raíz de la denuncia de una reconocida empresa multinacional, radicada en La Rioja, que tenía beneficios en el pago del suministro, a través de descuentos por el alto consumo, aunque esa diferencia no habría ingresado a las arcas de la empresa.

Según se pudo saber, pese al hermetismo sobre lo que ocurre dentro de la firma, es que por los menos tres directores de EDELaR SAPEM habrían sido desplazados para que queden a disposición de la justicia. Se trata de directores no políticos, conocidos por casi nadie de la sociedad, aunque por sus manos pasaba el manejo de la empresa que mueve millones de pesos mensuales.

El propio empresario, que luego se habrían sumado otros, habría pedido una audiencia con el mandatario provincial. Eso desencadenó un cimbronazo dentro del Ejecutivo, ya que los directores desplazados, con bajo perfil, tendrían relación además con la clase política.

 

Comentarios

Comentarios

Previous 100 MILLONES PARA EL DESPILFARRO, BEDER SIGUE ENTREGANDO LA RIOJA
Next El Gobierno se endeudó para pagar sueldos, pero hace el Megadesfile