Bonsái políticos: La promesa por un voto más allá que no sea su función


Hoy el gobierno se dio cuenta que solo ha construido “bonsái políticos”. Son aquellos que no han sabido ganarse la adhesión de la sociedad para ir más allá de la finalización del mandato del gobernador.

Se trata de dirigentes con bajo nivel de intención de voto, aunque algunos han manejado hasta el 20 por ciento del presupuesto provincial.

Hablan de tener los votos suficientes, pero a la hora de mostrarlos, solo quedan en anuncio. El ejemplo más claro fue la convocatoria por el Día de la Lealtad, donde hubo 1.500 personas.

La desesperación los lleva a realizar promesas electorales, pese que no es su función.

Alberto Paredes Urquiza anuncia cloacas por 13 millones de pesos para los barrios Rucci y San Vicente, pero juró para protocolizar decretos, tras ser elegido como legislador provincial. La verdadera función es ser secretario privado de Luis Beder Herrera.

Teresita Madera entrega delantales y plantas a los vecinos del barrio La Bandera. Según la Constitución nacional, Madera es quien impulsa leyes, ya que es diputada nacional con mandato hasta el 2017.

Néstor Bosetti entrega antenas y decodificadores de la TV Digital, aunque su verdadera función es que desde el Ministerio de Infraestructura se controle a las empresas para que las nuevas viviendas no se lluevan.

Otro caso llamativo es Javier Tineo, ministro de Producción y diputado nacional en uso de licencia. El ministro anunció 104 nuevas viviendas de la segunda etapa del PROCREAR.

En Chilecito, Fernando Rejal se reunió con 250 familias que buscan tener su casa propia. Rejal es ministro de Industria, aunque es titular de la Fundación Bicentenario, que le posibilita cumplir la función de intendente paralelo.

Así los funcionarios de gobierno, que buscan ser gobernador o intendentes prometen lo que sea, con el fin de lograr un voto.

Se autoproclaman intendentes paralelos bajo la crítica que si no lo hace el actual jefe comunal, lo harán ellos. La diferencia que las Intendencias solo manejan recursos para gastos de funcionamiento y los funcionarios, a través del Gobierno, disponen de 1.472.000 de pesos por hora para gastar.

Invitan al pesebre viviente, mientras que un rally lleva el nombre de un ministro, y otro promete pagar la deuda a la liga de futbol, al tiempo que se anuncia el tendido eléctrico para un barrio. De esa forma, se desvirtúa su verdadera misión, que es trabajar en equipo dentro de un gobierno.

Beder Herrera se despide en el 2015 y abrió la tranquera para que aparezca un sucesor dentro de su sector, pero los sondeos no acompañan el deseo del actual mandatario.

Comentarios

Comentarios

Previous BEDER HERRERA NO RENDIRIA CUENTAS DEL FONDO SOJERO Y MENTIRIA CON LA INVERSION EN LAS SAPEM
Next ¿DEMOCRACIA?...!BIEN, GRACIAS!