FORZAR LA FLEXIBILIZACIÓN Y EL RIESGO DE LA MARCHA ATRÁS


Crisis pandémica
El paso firme y con la menor cantidad de equivocaciones posibles, es la clave de la lucha del Gobierno riojano contra el coronavirus. Las presiones, la irresponsabilidad y los apresuramientos pueden conllevar el riesgo de retrotraer las medidas preventivas de aislamiento, como ya sucedió en Córdoba.
Está a la vista que ningún gobierno tiene todas las certezas y esta batalla pandémica obliga a tomar medidas basadas en la evolución epidemiológica de los contagios. El caso de Córdoba despertó la alerta, porque la flexibilización de actividades comerciales no esenciales, debió retrotraerse ayer por el crecimiento significativo de casos positivos de COVID-19.
Esto lleva a la reflexión ante los últimos acontecimientos en la provincia, donde se decidió una cuarentena administrada con la habilitación parcial de actividades, sin permitir la atención al público para evitar la propagación del virus. Sin embargo, se comenzó a ejercer presión desde el sector comercial para avanzar en una etapa más flexible, en razón de sus intereses económicos.
Acá es donde aparece el riesgo latente de cometer equivocaciones que provoquen un retroceso en todo el proceso preventivo que arrancó hace 65 días, incluso antes que en todo el país. El Gobierno provincial navega en aguas tormentosas, porque debe lidiar con intereses enfrentados como la salud y la economía. Ricardo Quintela desde el primer día priorizó la salud de la población, por encima de cualquier otro indicador y eso le valió que hoy la curva de contagios se encuentre en franco descenso.
En las últimas tres semanas, se registraron un promedio de cuatro casos y llevó la tasa de contagio por cada 100 mil habitantes por debajo de la media nacional. La Rioja tiene 15 contagios por cada 100 mil habitantes, mientras Argentina en general está por encima de los 17, lo que implica un gran avance en los últimos 15 días.
Bajo estos parámetros, es inconcebible que, por indebidos apresuramientos, se rompan los niveles estadísticos favorables que registra la provincia. Está claro que el método es paulatino y que las equivocaciones en este momento de la pandemia, se pagan con el retroceso de las medidas dictadas. La responsabilidad es la clave. Sigamos a paso firme.

Comentarios

Comentarios

Previous CONTUNDENTE DESCENSO DE LA CURVA DE CONTAGIO DE COVID
Next LOS JOVENES DE "COMUNIDAD EN MOVIMIENTO" PARTICIPARON DEL LOCRO PATRIO