Sorprendete y mira al salteño que se animó a hacer cine con las manos


Juan Manuel Costa es director y fundador de El Birque, un estudio radicado en las sierras cordobesas y desde donde hace animaciones en stop motion premiadas en todo el mundo. Conocé su historia y mirá algunos de sus cortos en esta entrevista.

FOTO JUAN MANUEL COSTA  |  Ampliar  (1 de 5 fotos)
Un arroyo al final del patio, gallinas sueltas, las sierras cordobesas como fondo permanente y una familia en crecimiento alrededor de un oficio que aprende mientras lo hace. Juan Manuel Costa se ubica al centro de ese universo y desde allí mueve El Birque, su productora de cine animado con la que hace cosas, maravillosas, como esta:
El director salteño, nacido en 1980, criado en barrio Castañares y radicado desde el final de la secundaria en el IEM en Córdoba, se especializó en animaciones en stop motion mientras estudiaba los últimos años de la carrera de cine. El encuentro con la técnica no fue buscado. «Fue una cosa medio rara. Nunca me llamó la atención la animación. En una materia de animación vimos varias técnicas, y la última era stop motion. Para ese trabajohice «El Birque», que adaptaba un cuento de un amigo artesano salteño, el «Colo» Cassina, y después de hacerlo descubrí un mundo que no me había imaginado».
-¿Qué te enganchó de este tipo de animación para dedicarte a eso?
-La animación stop motion es, dentro de las diferentes técnicas, la más parecida a hacer cine. Hay cámaras, iluminación, escenografía, es como un cine en miniatura. Entonces, como ya trabajaba como director de fotografía, fue lo primero que me gustó hacer. Una puesta de iluminación en miniatura, empezar a pensar un mundo pequeño que ibamos a animar.
-¿Qué pasó con ese primer corto?
 
-Una cosa que fue reveladora. Con ese corto, que hicimos con cero presupuesto porque éramos estudiantes, lo hicimos con tres compañeros, empezamos a mandarlo a festivales y nos fue recontra bien, ganamos premios internacionales en Japón, Brasil. Me pasaba que íbamos a festivales, con mi cortito hecho con 20 pesos, y había en competencia cortos hechos en súper estudios, y ganábamos nosotros. Ahí me cayó la ficha de que en animación las condiciones de producción no afectan directamente al producto, o no se transparenta. Se puede hacer algo muy bueno y no hay una diferencia radical si lo hiciste con 20 pesos o 200 mil dólares.
Mundo animado
 
Desde 2009, año en que fundó oficialmente El Birque, Costa produjo una docena de cortos, videoclips, publicidades y programas especiales. Con varios de ellos ganaron premios como el Prix Jeunesse Iberoamericano 2013 del Festival ComKids, por el video «Jugando con el Agua» (PKPK), o la mención de honor en VideoMed Chile 2014, el premio del público en el Festival Internacional de Animación ANIMA09 por el corto «La ollera» o el Trofeo Perro Loco 2009 en Goiás, Brasil.
«En todo lo que hacemos vamos buscando los materiales y la estética. Hay una estética birqueana, pero vamos cambiando de materiales, me gusta usar texturas reales, maderas, cueros, telas, y también construimos muchas cosas. Es un gran collage», cuenta el director y agrega que los personajes en general están construidos con plastilina o goma espuma, a partir de estructuras de alambre, acero y piezas articuladas, vestidas con telas y mini ropitas.
-¿Cuánto tiempo lleva hacer un minuto animado?
-El tiempo es relativo al proyecto, algunas cosas son super simples. En «La Ollera», que dura 10 minutos, trabajé seis años porque quería hacerlo solo y era mi tesis. Ahora estamos más organizados y hay un sistema más grande de trabajo. Tenemos el récord de animar un minuto por semana en las series para Paka Paka. Son 10 segundos por día solamente animando. El trabajo previo es de construcción y producción y puede llevar varios meses.
La preproducción a la que se refiere costa consiste sobre todo en la elaboración del guión, que debe indicar hasta los más mínimos movimientos para cada una de las tomas. «En la animación tiene que estar todo previsto y pensado antes de animar. En ficción sabés que vas a hacer la escena y el actor te da muchas cosas. Acá los muñequitos no dan nada si no lo hacés vos. Todo está premeditado, todo lo que va a pasar, cada micro acción, cada parpadeo o si levanta la mano está anotado cuadro por cuadro en una planilla», explica y aclara que, por lo trabajoso que resulta, en este tipo de técnicas no hay chance de hacer dos veces una misma toma.
-¿En algún momento se vuelve arduo el oficio?
-Al contrario, lo disfrutamos, pero solo puede hacer animación alguien al que le guste mucho si no puede ser una tortura. A veces estás trabajando cinco horas y el personaje hizo cuatro pasos. En mi caso, y la gente que trabaja conmigo, disfrutamos mucho cada una de las etapas y se hace muy amable el trabajo. Cuando tenemos la noticia de que tenemos un trabajo nuevo, es una gran noticia, el equipo es muy divertido, tomamos mates, escuchamos música. La mala noticia es cuando terminamos.
Marca de origen
-¿Encontrás alguna influencia de Salta y de tus raíces en tu trabajo?
-Creía que no, pero me dí cuenta de que sí. Por más que hagamos cosas bien diferentes, no es mi intención darle una imprenta norteña, pero eso va quedando, no sé muy bien por qué, nunca lo pude dilucidar. Tengo como un interés por las historias cotidianas, no urbanas, también me gusta pensar relatos que tengan una cadencia y un ritmo más tranquilos. Cuestiones más contemplativas, todo eso tiene que ver con haber nacido en Salta y haberme rodeado de gente que está en la cuestión artística en Salta. No es la intención, pero está, son las cosas que me atraen y las que van quedando en lo que hacemos.
-¿Se puede vivir de la animación?
-La continuidad es una montaña rusa de emociones. El objetivo es vivir de esto. Yo puedo pero no todos los que participan lo hacen. A veces hay trabajo de un año para un mismo equipo, por ahí sale un trabajo de cuatro meses, y la gente que se suma va haciendo otras cosas. Cada vez estamos más cerca. Estamos aprendiendo a producir y organizarnos para que esto funcione. No hay mucho trabajo de animación, muy pocas veces te llaman. Mucho de nuestro trabajo lo inventamos. Hace poco terminamos un videoclip para Mariana Carrizo y estamos por comenzar una nueva serie para Paka Paka.

Comentarios

Comentarios

Previous Cover a capella de un tema de Cerati que causa furor en la red
Next La agrupación Justicialista Rioja Justa pidió acompañar al peronismo que conduce Quintela este ‪#‎9A‬